Todas las entradas de: admin

Pérdida biodiversidad humedal Tablas

(De eldiario.es) ©

“El Grupo de Investigación del Agua, en el que participan investigadores del Real Jardín Botánico y del Museo Nacional de Ciencias Naturales, ambos centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y apoyados en este caso por técnicos de la Universidad de Vigo, ha detectado una pérdida notable de diversidad biológica en el parque nacional de Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real) desde 2009 hasta la actualidad.

Este equipo científico, que desde 1989 ha venido realizando un seguimiento de la calidad ambiental en este parque nacional, ha llevado a cabo en Las Tablas un estudio de la pirámide trófica (flora y fauna microscópica). Como primera conclusión, en palabras del científico del Real Jardín Botánico de Madrid Santos Cirujano, desde 2009 hasta estos momentos en Las Tablas de Daimiel se han experimentado “cambios muy bruscos relacionados con los aportes hídricos, con la calidad del agua y con la presencia de peces exóticos introducidos”.

El investigador ha detallado a eldiarioclm.es que la ausencia de aves se debe esencialmente a la no existencia de vegetación sumergida, que es el soporte de multitud de pequeños animales. Precisa que muchas aves palustres se alimentan de esa planta y sin la misma “no es posible sostener la diversidad biológica de este humedal”. Para que exista esa vegetación sumergida el agua tiene que tener buena calidad.

La consecuencia es que algunas especies emblemáticas como el pato colorado prácticamente han desaparecido del humedal. “Como hay muchos peces, hay abundancia de otras aves como garzas y cormoranes, pero estas especies de aves son buenas indicadoras de la calidad ambiental del humedal”.

 

Muestreo de peces en Las Tablas de Daimiel / Foto: Santos Cirujano

El Grupo del Agua ha sintetizado los acontecimientos más importantes de Las Tablas en los últimos años recordando que, desde 2009 el parque nacional estaba completamente seco y las turbas de una gran parte del mismo estaban ardiendo; a partir del 2010, y hasta la actualidad, Las Tablas han estado completamente llenas de agua dando lugar a un periodo de inundación permanente del que no se tienen registros desde que se empezó a realizar el seguimiento de este parque nacional en 1989. 

Además, la entrada de aguas con deficiente calidad se ha prolongado, al menos, desde el verano de 2010 hasta prácticamente el 2015, y junto a la citada inundación permanente, han provocado el hiperdesarrollo de las poblaciones piscícolas y la aparición de una nueva especie exótica -el pez gato-, desconocido en Las Tablas de Daimiel hasta el año 2010.

No obstante, Santos Cirujano es optimista respecto al futuro de las Tablas en un plazo de tres o cuatro años. “Como en otras ocasiones en las que ha ocurrido algo similar, terminarán por recuperarse, si el agua que entra tiene la suficiente calidad. Recuerda que es un humedal fluctuante y que por tanto una de las soluciones es “esperar a que se seque en su mayor parte” para que se elimine la “sobrepoblación de peces introducidos que son un factor negativo para la recuperación de la vegetación subacuática”.

“No se puede pretender que Las Tablas se recuperen en un solo año”

“La entrada de aguas de mala calidad comenzó en el verano de 2010 y ha seguido hasta prácticamente el 2015. No se puede pretender que Las Tablas se recuperen en un solo año, aunque este 2016 las aguas que entraron hayan tenido una calidad aceptable, si es que la han tenido”, concluye.

En este estudio han trabajo conjuntamente los investigadores del Real Jardín Botánico, Santos Cirujano y Natalia Guerrero; Miguel Álvarez Cobelas, del Museo Nacional de Ciencias Naturales y la Estación Limnológica Encoro do Con (EHEC), de la Universidad de Vigo, encargada de evaluar la carga piscícola actual del Parque y la base alimentaria de las diferentes especies de peces introducidos que han colonizado Las Tablas como carpas, carpines o el citado pez gato, bajo la dirección del científico Fernando Cobo”.

Convocatoria de concesión de ayudas de la Fundación Biodiversidad, en régimen de concesión directa, para la cofinanciación de proyectos apoyados por el programa LIFE en el ámbito de la biodiversidad 2016

Convocatoria de concesión de ayudas de la Fundación Biodiversidad, en régimen de concesión directa, para la cofinanciación de proyectos apoyados por el programa LIFE en el ámbito de la biodiversidad 2016

En caso de requerir información adicional sobre esta convocatoria, puede ponerse en contacto con la Fundación Biodiversidad a través de la siguiente dirección de correo: proyectos@fundacion-biodiversidad.es
Año convocatoria: 2016

Estado: Abierto

Plazo de presentación de propuestas: Hasta el 15 de octubre de 2016

Documentación:

Bases reguladoras

Bases Reguladoras LIFE.pdf

Bases Reguladoras LIFE.pdf

Convocatoria de concesión de ayudas

Convocatoria LIFE.pdf

Convocatoria LIFE.pdf

Registro histórico de beneficiarios

Listado de beneficiarios.pdf

Listado de beneficiarios.pdf

Guía para la presentación de proyectos

01 Guia_presentacion_proyectos .pdf

01 Guia_presentacion_proyectos .pdf

Preguntas Frecuentes

preguntas frecuentes.pdf

preguntas frecuentes.pdf

 

Sitio Oficial: http://fundacion-biodiversidad.es/convocatorias/convocatorias-de-ayudas/convocatoria-de-concesion-de-ayudas-de-la-fundacion-1

Plan de Gestión del espacio de la Red Natura 2000 “Humedales de la Mancha”

Plan de Gestión para la Conservación del espacio Red Natura 2000 “Humedales de La Mancha”

Nombre

 Plan de Gestión Humedales de La Mancha. Doc 1: Descripción del espacio

 Plan de Gestión Humedales de La Mancha. Doc 2: Objetivos y medidas de conservación

 Plan de Gestión Humedales de La Mancha. Doc 3: Participación pública

 Plan de Gestión Humedales de La Mancha. Doc 4: Información cartográfica

 Plan de Gestión Humedales de La Mancha. Doc 4: Anexo 1 Información cartográfica

 Plan de Gestión Humedales de La Mancha. Doc 4: Anexo 2 Información cartográfica

 Propuesta de modificación de los límites de la ZEC Humedales de La Mancha ES4250010

 Delimitación de la ZEPA Humedales de La Mancha ES0000091

 Ficha descriptiva de los Humedales de La Mancha

(Enlace Oficial) 

Llanuras de inundación: parte de los ríos

(Afirmaciones falsas sobre las inundaciones). Fuente: CIREF: M.Florín

En relación con las inundaciones que hemos sufrido estos últimos días (2.010) en la provincia de Ciudad Real, varios medios de comunicación se han hecho eco de una serie de afirmaciones falsas.
Concretamente, me refiero a las denuncias de algún político y alguna asociación de agricultores, en el sentido de que los daños ocasionados por las inundaciones son responsabilidad de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, por no haberse realizado el trabajo de “limpieza de cauces”.
Muy al contrario de lo afirmado por las fuentes arriba mencionadas, los cursos fluviales de la provincia de Ciudad Real, como casi todos los españoles, sufren periódicamente las mal llamadas “limpiezas de cauces”. Este término es un eufemismo que se adopta para no precisar que estas obras consisten en canalizaciones, rectificaciones y dragado de los cursos fluviales. Pues bien, todos los cursos fluviales de la provincia de Ciudad Real están canalizados, rectificados y dragados. Resulta extremadamente difícil encontrar algún tramo fluvial, por corto que sea, que no lo esté, exceptuando algunos que por su inaccesibilidad o sustrato rocoso imposibilitan este tipo de obras.
Por otro lado, estas “limpiezas de cauces” no sirven para combatir las inundaciones. En su lugar, lo agravan, por varias razones:
• En el mejor de los casos, lo único que se consigue es trasladar el problema a algún tramo situado aguas abajo.
• En la mayor parte de los casos, las “limpiezas de cauces” agravan el problema de las inundaciones, porque impiden la amortiguación de crecidas propia de los sistemas fluviales. En efecto, los canales casi rectilíneos en que se convierte a los ríos que han sufrido una “limpieza de cauce” aumentan la velocidad a la que circula el agua, aumentando también su potencial erosivo. Un sistema fluvial sano está compuesto por el cauce, la ribera y la vega o llanura de inundación, que son capaces de albergar secuencialmente cualquier crecida fluvial, disminuyendo la velocidad del agua, favoreciendo que el agua se infiltre y recargue los acuíferos, y dando lugar a procesos y comunidades de organismos de interés económico y ecológico.
• Cuando, como es el caso en toda España, las “limpiezas de cauces” se generalizan a toda una cuenca hidrográfica, el problema se agrava aún más. Así, sistemas fluviales diversos, con variada capacidad de respuesta a un episodio de fuertes lluvias, responden de una manera desincronizada, cada uno por su lado, en cuanto al volumen de agua que corre por sus cauces. Esto es bueno, porque las crecidas de las distintas subcuencas no coinciden en el tiempo. Sin embargo, si todos los ríos están canalizados, el agua corre a velocidad similar por todos los cauces y termina agolpándose más fácilmente.
Afortunadamente, ya nadie discute la naturalidad de episodios de lluvias como el que acabamos de sufrir en Ciudad Real. Episodios de inundaciones como el actual no son eventos meteorológicos extraordinarios, sino características típicas, pero poco frecuentes, de nuestro clima mediterráneo. Las crecidas de los ríos que tienen lugar como consecuencia de los mismos desempeñan importantes funciones, como la fertilización de los suelos de las vegas y llanuras de inundación fluvial, que son beneficiosas para la agricultura, la ganadería y los ecosistemas ribereños. Por ello, resulta paradójico que una asociación de agricultores mencione las pérdidas por inundaciones.
La planificación agraria de los terrenos de vega y llanura de inundación debe contemplar explícitamente la posibilidad de inundaciones, con sus pros y sus contras, y esta posibilidad debe estar correctamente reflejada en el seguro agrario. En algunos casos, deberá evitarse el cultivo de los terrenos más frecuentemente inundables o donde los daños superan a los beneficios.
A escala de las cuencas hidrográficas, debe recuperarse el espacio de libertad fluvial propio de cada sistema fluvial, eliminando progresiva y selectivamente los tramos canalizados.
La verdadera limpieza de cauces a la que debemos enfrentarnos consiste en reducir los vertidos de aguas residuales más o menos depuradas, los vertidos incontrolados, los aportes difusos procedentes de la fertilización excesiva de los campos de labor y de la aplicación desordenada de pesticidas. En reclamar esta limpieza de cauces coincido con los políticos y asociaciones agrarias denunciantes.