Z

  • Zambombilla: figurita de mazapán.
    No me han echao los Reyes na más que unas zambombillas.
  • Zampullón: zambullón, zambullida, ahogadilla, aguadilla; cuando en el agua alguien intenta hundir a otra persona, ésta no puede sacar la cabeza y tiene gran sensación de ahogo.
    No me gusta que me den zampullones.

    También se lo puede dar uno mismo, como sinónimo de baño.

    Voy a dame un zampullón a la laguna. Me gusta estar tol día zampullao.
3027236383_5c74ecf940.jpg
  • Zancapella, a la: andar muy deprisa.
    Me llevas a la zancapella y no me das resuello.
  • Zancolear: dar muchas vueltas para llegar a un sitio, dar zancoleos.
    Ves derechico y no andes zancoleando.
  • Zangarriana: gastroenteritis, diarrea, deposiciones líquidas prolongadas en el tiempo.
    Hemos estao to la familia tres días con zangarriana.
3138142452_614fa365fe_m.jpg
  • Zanja, la: parte de abajo del malecón, por donde corre el agua cuando hay fuertes tormentas y viene hacia el pueblo, a su cauce natural, la carretera o Riato. Está a la misma altura que los campos y el pueblo, lo que está más elevado es el malecón.
    Osten, tol agua que trae la zanja.
  • Zanjear: hacer zanjas y surcos donde se pone la cebolla de la rosa del azafrán. Al mismo tiempo que con el “azâon” se va haciendo la zanja, se va echando la tierra a un lado, haciendo el surco que tapa la carrera anterior.
    ¡Zanjea derechico, hombre!
  • Zapatilla, la: juego tradicional también llamado “alpargata” (apargate) y esconde correa. Todos los participantes se sentaban formando un corro en el suelo y el que se quedaba tenía que ir por detrás de ellos, con una zapatilla que alguno había ofrecido voluntariamente, cantando: “A la zapatilla por detrás, tris, tras, ni la ves ni la verás, tris, tras. Mirar parriba, que caen judías; mirar pabajo, que caen garbanzos.” Debía aprovechar los despistes de cualquiera de los sentados para colocarle la zapatilla detrás. Si éste se daba cuenta, debía cogerla y perseguir al que se quedaba y éste tenía que intentar ocupar el sitio libre. Si lo conseguía, se quedaba a colocar la zapatilla el del sitio burlado. El castigo se producía si no descubría la zapatilla quien la tenía detrás, que era golpeado con ella, volvía a ocupar su sitio y volvían a empezar.
  • Zapatilla: pieza de madera que se ponía en la punta del gancho de la trilla para desgranar la espiga del cereal que se estaba trillando.
3580524935_4f77c1b2f5_m.jpg
3027285634_6e2e34e86c_m.jpg
  • Zapatitos: planta silvestre de primavera, de flores amarillas y alargadas.
  • Zaragata: le damos múltiples significados: lo decía un participante en el juego de canicas cuando se enfadaba y destrozaba todo, llevándose consigo, huyendo de los demás, todas las bolas que pudiera pillar, como “ahora me enfado y no juego”. El mero hecho de decir “zaragata” le autorizaba a llevarse lo que quisiera y nadie podía protestar.
    Pues, si lo que yo digo no vale, zaragata y el que la ve no la cata.

    Riña o pelea.

    Menuda zaragata se lio entre las dos pandillas.

    “Vade retro”, “esto no me gusta”, adivinando las malas intenciones que alguien pueda tener.

    No te juntes con ésos... zaragata.

    Negación categórica.

    -¿Me dejas que vaya a la excursión? -Zaragata.

    Reto, cita o provocación.

    No le hagas caso, te está dando zaragata.
3050165026_0443840cae_m.jpg
  • Zarza: cola, refresco con sabor a cola.
    Échame una poquita gaseosa de zarza.
  • Zenón: insulto que se dispensa a la persona que come mucho, como bollagas.
  • Zonga: farra, parranda, juerga.
    Estuvimos de zonga hasta las tres.
  • Zongón: golpe fuerte dado a propósito, con violencia, zarandeo.
    No le des esos zongones al chico.
  • Zorollo: lo utilizamos como su significado real: poco hecho, que no ha acabado de madurar.
    Me gustan las sardinas fritas un poco zorollas.

    Y para indicar que algo ha salido mal, se ha roto o está mal hecho, que se ha torcido.

    Ese redondel te ha salío zorollo.
3045833210_9f4873c24b_m.jpg
  • Zorrera: en el diccionario se refiere a una habitación con mucho humo, pero en Villafranca es sinónimo de humareda (humera).
    He dejao la puerta abierta pa que salga esta zorrera.
  • Zorruno: dícese del color marrón oscuro, negro desvaído, gris feo, puede ser cualquier color que haya perdido su hermosura, sobre todo, si es oscuro.
    Va un abrigo zorruno que te has comprao, hija mía.

    No tiene por qué ser el color del zorro.

  • Zotalla: moneda usada para jugar a las negrinas. También las había de Carolo.
    Son mejores las zotallas que las de Carolo porque rebotan más.
  • Zullar (o soplar) las gachas: por la semejanza con los pedos (zullos) o los soplidos, lo decimos cuando las gachas burbujean, indicando así que están cocidas y listas para comer.
    A comer, que las gachas ya están zullando y no esperan.
  • Zullo: pedo grande, sordo, que huele tremendamente mal.
    ¿Quién se ha zullao?

    También se usa mucho en aumentativo: zullón. En el diccionario aparece “zulla” como excremento humano.

  • Zumaque: genitales femeninos, como el fandango, el raco o el nueve.
    ¿Cómo no te haces la liposución, que estás mu gorda? Me la vy hacer en el zumaque pa que te quedes a gusto.

    El DRAE lo contempla como planta parecida al anacardo.

  • Zurraspas: zurrapas, sedimento que deja un líquido al secarse; por similitud, son los restos de heces secas en la ropa interior. Se dice en muchos sitios.
  • Zuspo: persona sumamente guarra.
    ¡Has el favor de lavate, zuspo!