L

  • ¡La vida del afilador!: queja, lamento, resignación ante algo triste e inesperado.
    Na, qué se le va a hacer: la vida del afilador.
  • Laborcilla: labor de arado, como a la biscornilla, dibujando surcos oblicuos sobre el terreno en el que se trabaja.
  • Ladronicio: situación mantenida de robos (latrocinios) en tiempos de escasez, en que la gente sobrevive como puede.
    Menudo ladronicio los años del hambre.
3056604842_279a44ff0c_m.jpg
  • Lambrera: alambrera, alambrada (DRAE).
    Habrá que arreglar la lambrera, que se escapan los pollos.

    Protector de alambre, especie de tapa, del brasero.

    Levanta la lambrera pa remover un poquito el brasero con la badila.
  • Lamprea: persona muy delgada, por semejanza con el pez que se llama así. Es sinónimo de traspellao y espirituao.
3147318554_9f9be80510_m.jpg
  • Lantero: persona de cierta edad.
    Ya eres un poquito lanterejo.

    O persona mayor que otra, comparándolas (estar más adelantado, más “delantero” en edad).

    Tú eres más lantero que yo, ¿verdá?
  • Largo: lejos en el espacio.
    Se han hecho la casa mu largo de la plaza.

    O lejos en el tiempo.

    -Madre, ¿cuándo es la feria? -Unda, hermoso, está toavía mu largo.

    Se utiliza igual en otros lugares.

  • Largo larguero: superficie muy estrecha y larga.
    Esta viña no es más que un largo larguero.
  • Levantar los pies del suelo: decir de alguien mentiras infundadas.
    ¿Me vas a levantar ahora los pies del suelo, enredâora?
  • Limpia: guantazo bien dado.
     Me ha dao mi hermana una limpia y me ha hecho mucho daño
  • Lique: espolique, talonazo en las posaderas que, en el juego de la píndola, da el que salta sobre el que está encorvado. Tenía que estar autorizado y se decía, antes de saltar: “A lo lique” o “A lo niqui”. Con esto se complicaba el juego.
  • Lisos (o flemas): alcohol que salía del alambique al tratar el orujo o las lías o heces del vino.
  • Llegar amén: llegar al “Amén”, lo último que se dice en misa o en una oración; por extensión, acudir tarde a un sitio o cuando está terminando un acto.
    Como no nos demos prisa, vamos a llegar amén.
  • Llegar el porra: “porra” está contemplado en el diccionario como el último niño en jugar, pero para nosotros es el último de cualquier cosa en general (jugar, llegar, vendimiar…)
    Ya han vuelto to los quintos y mi Felipe el porrica.
  • Llegar(se): tocar(se) algo, alcanzar, tocar.
    No te llegues a la herida.  Incenciâor, tú, ¿a qué llegas a na?
3162225493_177487cd66_m.jpg
  • Llenase: mancharse, llenarse de manchas.
    No te llenes, que vas de limpio.
  • Lo que pesquemos: expresión usada para indicar que se va a comer los restos de comida o sobras que se “pesquen” en el frigorífico y la despensa.
    -Madre, ¿qué hay de cena? -Lo que pesquemos, hermoso.
  • Lodar: según el DRAE, la palabra correcta sería “enlodar”, manchar o ensuciar con lodo. Nosotros utilizamos la palabra para decir que algo está lleno, repleto de cualquier cosa.
    Estaba el cine lodao cuando llegué.
3063525282_06b588624d_m.jpg
  • Losa: además de las acepciones que da el DRAE, nosotros llamamos así a la tabla rectangular con estrías transversales donde se restriega la ropa al lavarla. Con este nombre se conoce en otros sitios el mismo útil.