S

  • Sabanilla, la: paso de Semana Santa que abre la procesión del Viernes Santo por la tarde y que era portado antiguamente por militares. Consta de la cruz vacía, una sabanilla sobre el travesaño y los elementos de la Pasión o arma christi: la esponja, los clavos, la escalera y la corona de espinas.
  • Sabrás a lo que vengo: frase que el pretendiente dirigía a una moza para pedirle relaciones. Ésta no las consentía hasta que el mozo no se lo decía en tres ocasiones, si es que accedía a ellas.
  • Saca: colchón de viaje relleno de paja de mazorcas y hojas secas del maíz que usaban los arrieros y gorrineros para dormir en las posadas en que hacían noche durante sus viajes.
    Tira al barranco la paja de la saca y rellénala con limpia.

    También se llamaba así a la cartera o saco grande que llevaban los carteros en su reparto. El diccionario dice que es cualquier costal grande, más largo que ancho.

3079804047_7916428a83_m.jpg
  • Sacar: faena agrícola en la que se trasladaban los haces de mies desde el rastrojo a la era.
  • Sacar caza: obtener algún pequeño regalo como recompensa a un buen comportamiento.
    Si quieres sacar caza, te tienes que venir a comprar conmigo.

    También es el beneficio obtenido por un buen negocio.

    Este enano siempre saca caza del mercao.
  • Sacar de mantillas: apadrinar, sacar de pila a un niño en el bautizo.
    Tengo yo dos sobrinejos por parte de mi hermana sacaos de mantillas.
3016125708_2eaf5014ea_m.jpg
  • Saco : vestimenta amplia, de tela basta, que nuestras abuelas usaban como traje de baño.
  • Salir (o ir) de rodeo: ir de ronda y parranda por la noche, a buscar novia o con los amigos al casino.
    Anoche salí de rodeo y a ver quién va ahora a vendimiar.

    Un reo o rodeo es una ronda entre un grupo de amigos en un bar.

    ¿Quién paga este reo?

    También lo decían los pastores cuando volvían al pueblo después de haber pasado unas noches en las majadas.

  • Salir (o ir) flojo (o de flojas): ir muy deprisa a hacer algo o acudir a algún sitio con celeridad por cualquier motivo.
    Total salimos de flojas, en cuanto empezó la riña.
3135411924_47a17f9e60_m.jpg
  • Sanmarquear: antes, la ermita de San Marcos quedaba fuera del pueblo, y cuando se celebraba su fiesta, se decía que se iba a “sanmarquear”, a modo de romería o pequeña excursión, porque quedaba lejos de las últimas casas del pueblo, en la zona por donde había más tejeras.
  • Sanochá: trasnochada, parte primera de la noche en que no se duerme o se vela por algún motivo, como las noches en que se monda rosa.
    -¿Tenís mucha rosa? -Na, una poquita, pa la sanochá.
3050526220_a8c9a8eb4e_m.jpg
  • Santillo: cromo.
    Me han ruchao los santillos jugando a la taba.  ¿Me cambias los santillos repes?
  • Santo: desollón o marca en el esmalte de un cacharro de porcelana.
    Esta cacerola tiene un santo.
3050159833_20ab06ba86_m.jpg
  • Santos en rilera: exposición de los santos y pasos procesionales el miércoles de Semana Santa en la ermita del Cristo. En “rilera” está mal dicho, pero en Villafranca es así, en rilera y no en hilera…
3141098944_1d444707f9_m.jpg
  • Saquillo: además de ser un saco pequeño, es la bolsa de tela que llevaban antes los gañanes o los albañiles con la merienda al trabajo, con una cinta para cerrar, frunciéndolo, el lado abierto.
    Me se ha volcao la merendera y me se ha puesto el saquillo perdío.

    También es una bolsa limosnera.

  • Sariana: lo mismo que pelliza, pero más fresca. La palabra correcta es “sahariana”, prenda de vestir propia de climas cálidos.
  • Sartená: gran cantidad de comida hecha, independientemente del recipiente que la contenga; demasiada comida para los comensales presentes.
    Échanos güenos plataos, con esa sartená que has guisao.

    “Sartenada” en el DRAE es la cantidad de comida que cabe en una sartén.

  • Segar: figuradamente, apretar una prenda de ropa en la cintura, por ser o quedar muy estrecha, por similitud con su significado real (cortar la mies).
    Me está segando la falda.
3128136050_dab159f1f0_m.jpg
  • Sejar: arrear a las caballerías para que vayan hacia atrás; ir las propias caballerías hacia atrás.
    Seja atrás, mula.
  • Sembrâera: costal en el que se llevaba la simiente para sembrar y esparcirla por el campo al voleo, a puñados.
  • Sentío: el DRAE se refiere a una persona que se resiente con facilidad. Nosotros lo generalizamos a cualquier cosa que se resiente o duele a nada que se toque.
    No me cojas de los brazos, que los tengo mu sentíos.
  • Sequerizo: adjetivo que colocamos a algo, sobre todo, comida, cuando está demasiado seco.
    No me gustan a mí los borrachos tan sequerizos.
  • Ser de escopeta y perro: se dice de la persona que no es de fiar. Es lo mismo que ser de ramal y media manta.
  • Ser más ~ que arrancao: expresión que utilizamos para expresar que no se puede ser más de algo, despectivamente, sobre todo, tonto o malo.
    Este chico es peor que arrancao. Anda, calla, que eres más tonta que arrancá.
  • Ser más ~ que hecho de encarga: al hacer un encargo, lo hacemos pensando en lo máximo que se puede conseguir. En este caso, usamos la expresión para indicar el punto máximo de tontuna o maldad.
    Eres más tonto que hecho de encarga.
  • Ser mirao: ser considerado, cuidadoso y cumplido haciendo algo o con los demás.
    Anda no seas tan mirá, que pa lo que es la burra, buena va la albarda.
3199234432_aae8fc04da_m.jpg
  • Serijo: asiento bajo y cilíndrico hecho con anea (en Villafranca, inea) o esparto, para sentarse alrededor de la lumbre. En el diccionario, “posón”.
3019761646_1e7ff82d8b_m.jpg
  • Serillo: serón, sera grande de esparto, en contra del sufijo diminutivo “-illo”.
    Han traído dos serillos de rosa.
  • Sin mirar lindes: hacer algo sin pensar en los demás ni en las malas consecuencias que pueda acarrear.
    Me dijo de to sin mirar lindes.
  • Sinfuste: sin fuste; persona que no tiene formalidad, que obra atontada o irreflexivamente, que carece de sensatez y cordura.
     No le hagas caso a ése, que es un sinfuste.

    Alude al fuste de una columna.

  • Siseñor: en cuestión de regalos, nada o algo insignificante. El siseñor puede ser con las patas colgando, pintao en un comino o con las patas verdes.
    -¿Qué me has traido me Madrí, papa? -Un siseñor con las patas colgando.
  • Sofoco, sofocación: disgusto, rabia, agitación por algo que no esperábamos.
     -Qué sofocación me dio la chica cuando me dijo que se iba a vivir con el novio. -No te sofoques por tan poca cosa, mujer.
  • Solanero, solanera: solana, viento solano, calor máximo, sobre todo, en las horas centrales del día.
    Te vas a achicharrar, ahi al solanero.
  • Soltar: desteñir, perder color una prenda al lavarla o al rozarse con ella.
    Lava la camiseta nueva a mano, que suelta.
  • Somarro: pequeña cantidad de picadillo para rellenar chorizos, puesta a asar entre las brasas envuelta en papel de estraza mojado.
    ¿Querís un poquito somarro pa merendar?

    En algunos lugares se llama “sumarro” al picadillo del chorizo.

  • Sopas: puré, cualquier papilla de los niños; lo usamos siempre en plural con este significado. En singular, es cualquier plato caldoso de pasta o rebanadas de pan (sopas).
    Ya es hora de que le des las sopas al chico.
  • Sopro y solbo: soplo y sorbo, recomendación sobre cómo comer cuando la comida está muy caliente.
    Acabo de apartar el mojete, así que sopro y solbo.

    Lo dicen igual en otros lugares.

  • Sorda: dícese de la mujer poco dada a la limpieza, sobre todo, la relativa a la casa, por hacer “oídos sordos” a la suciedad. También se le llama “dejailla”.
  • Sorusa: femenino de soruso y ensalada que se hace con zanahoria amarilla rallada (viejas) y cominos.
  • Soruso: se dice de la persona que es mansa, pava, gansa, sosa, que le cuesta moverse.
    ¡Quita de aquí, soruso!
  • Soscón: puede tener la connotación de “sobón”, zalamero, con la peculiaridad de que es callado y tranquilo, que puede parecer tímido, pero que hace lo que quiere en todo momento, sin tener en cuenta al resto de la gente para llevar a cabo su intención.
    No me sobes más, soscón, y dime de una vez lo que quieres.
  • Suelo cuadro: especie de desván o habitación ciega y baja que podía quedar por un desnivel en la construcción entre la planta baja y el primer piso de una casa encamará, que se usaba como trastero y al que se accedía con una escalera de mano o una portanilla.
    Ahora no nos han dao los cuartos más que pal suelo cuadro, más alante haremos lo encamarao.

    También se llama suelo perdío.

    Sube al suelo perdío y te bajas la caldera de la matanza.
3127380925_220739d7e7_m.jpg
  • Suerte: en el diccionario dice que es una parte de tierra separada de otras por sus lindes, pero para nosotros es la parte de tierra destinada a cultivar la rosa del azafrán, como en todos los pueblos de alrededor de Villafranca que las tienen. Se dice que la suerte es de mayo cuando está en su primera temporada de producción, por ser en ese mes cuando se ponía; de primera en la segunda temporada y así hasta de tercera, en que se saca porque apenas produce ya.
  • Sulbata: flauta de pan que utilizan los afiladores y capadores ambulantes.
    Sal a afilar las tijeras, que paece que se siente una sulbata.
  • Supío: persona que se las da de lista, sabihondo.
  • Surco del bocao: surco situado normalmente a la derecha del del asentâor, en el cual éste empezaba el corte de la siega, con el fin de hacer hueco donde dejar las manás el resto de los segadores y hacer los haces el atâor.